Los jugadores del Santos Las Palmas, equipo que tiene un convenio de colaboración con la UD Las Palmas, han experimentado un cambio brutal desde que se inició la temporada hasta la fecha, según afirma su entrenador, Ricardo Torres Rodríguez, ‘Ricky’ (primero por la izquierda de pie en la foto adjunta), quien tiene como ayudante a su padre, Ricardo Torres León (primero por la derecha, también de pie)

“Tenemos un buen equipo, con jugadores de segundo año. Al principio fue complicado conjuntarlos porque los niños eran nuevos, pero ahora vamos cuartos en la Liga, empatados con el tercer clasificado. Estoy contento con el rendimiento de los niños, porque estamos compitiendo contra equipos que llevan más tiempo jugando juntos”, aseguró el técnico.

SANTOS_LAS_PALMAS.JPG

Ricky Torres, de 22 años y Nivel 1 de entrenador, actuó como delantero en el Siete Palmas y luego se pasó al baloncesto, donde jugó de base en las Escuelas del Club Baloncesto Gran Canaria y en el Támbara.

“Lo que más me llena es ser entrenador y formar jugadores, aunque al igual que los niños aprenden de los técnicos, nosotros también aprendemos de ellos. Llevo seis años dirigiendo en categorías de base, y los últimos tres he estado en el Santos, con diferentes conjuntos”, señaló.

“Mi sueño es llegar al Nivel 3 y ser entrenador profesional, y poder dirigir a un equipo aquí o en el extranjero. Además, tengo el título de Técnico Superior como Educador Infantil y espero mejorar pronto mi inglés”, dijo.

Ricky considera que es importante que su conjunto domine igual de bien la faceta defensiva como la ofensiva, aunque se centra primero en que sus jugadores defiendan bien, y añade que “en mi equipo no hay ningún niño especialmente destacado, pues todos son importantes, aunque el defensa Jean (junto al técnico en la foto) es muy alto y ha progresado mucho”.

“Esperamos llegar lejos en Maspalomas, porque soñar es gratuito. Vamos a divertirnos y a aprender, y espero que nos toquen equipos que no nos conozcamos, pues será un aliciente añadido, al igual que la motivación que representará para los niños la gran cantidad de aficionados que animan en este torneo, con camisetas, banderas y altavoces”, indicó.