Manuel Marrero Rodríguez es el entrenador de la A.D. Claret Atlético. Trabaja en una central eléctrica, pero le apasiona su labor en los banquillos. 

“Me asombra la capacidad que tienen los niños de aprender lo que les intento enseñar”, reconoce Manuel, quien destaca la inteligencia que tienen a la hora de asimilar todos los conceptos. Precisamente el técnico del Claret Altético fue uno de los descubridores de Rubén Castro. “Con 5 años ya era un futbolista de locos. No era normal la calidad que tenía siendo tan pequeño”, explica. Estuvo con él hasta que le fichó la U.D. Las Palmas con 13 años. 

ClaretAtletico

El currículum de Manuel Marrero en el mundo del fútbol es envidiable. No solo es entrenador, sino que también coordina todo el fútbol base del club. Su principal objetivo, en el cargo, es que todos los entrenadores enseñen y eduquen a sus niños con los valores que predica y transmite la A.D. Claret.  

Pese a ser de primer año, son líderes en su competición. Un equipo con mucho gol y con porcentajes de posesión muy elevados. “No todos los equipos son capaces de sacar el balón jugado desde atrás o de hacer asociaciones tan buenas, soy un privilegiado de tener los niños que tengo”, señala. 

La Copa Rodagon es un torneo muy complicado, ya que el nivel de los equipos es altísimo. Por esa razón los de Manuel Marrero van con el objetivo de aprender, conocer el torneo y la temporada que viene volver siendo candidatos al título. “Lo importante es coger experiencia y seguir aprendiendo”. La motivación es máxima. Saben que van a enfrentarse a los mejores clubes de Gran Canaria y tratarán, como en cada torneo, llegar lo más lejos posible. 

Los jugadores que se desplazarán a Maspalomas para disputar el torneo serán: Javi, Dani, Fran, José, Jaime, Lucho, Pablo, Jimmy, Álvaro, Umpi, Hugo, Juli, Alberto, Betan, Viana y Rodri.