La competición no cesa y el balón no deja de rodar en la Maspalomas Cup. Este martes arrancaron los encuentros clasificatorios y en esta segunda jornada, celebrada el miércoles 26 de junio, los 176 equipos retomaron sus partidos y objetivos. Los que no lograron ganar en su debut han tratado de redimirse y los que comenzaron su andadura sumando tres puntos han intentado consolidar su candidatura al título y sus buenas sensaciones. 

 

_MCP19_01.jpg

 

“He vivido este torneo desde pequeño y es muy especial. Los chicos pasan una semana concentrados en sus hoteles, se enfrentan a equipos de otras islas, conviven con compañeros de otros clubes y durante estos días se sienten futbolistas profesionales”, señala Carlos González, canterano de la UD Las Palmas y padrino de esta 7ª edición.

 

El futbolista amarillo hace referencia a una de las claves de esta competición: la convivencia. Desde el pasado lunes, con la celebración de la Jornada de Integración, chicos y chicas de distintas islas están compartiendo su pasión; que sin duda alguna es el fútbol, como están demostrando un año más. 

 

Procedentes de la isla de Tenerife participan los siguientes clubes: EMF Guía de Isora, UD Longuera Toscal, EMF Adeje, CD Armepalmas, EUD Las Palmas Llamoro, Real Unión de Tenerife y CD Sobradillo. Por su parte, de Lanzarote proviene el CD Maciot Sport, el Volcan Sport y el CD Lomo; de Fuerteventura el CD Herbania; y de La Palma el CD Mensajero y la SD Tenisca. 

 

Mañana se disputarán los últimos partidos de clasificación y todos los equipos saben que para ver su nombre escrito en el cuadro de la fase final deben intentar sumar de tres en tres en estas primeras fechas. Ninguna afición quiere perder la oportunidad de llegar lejos en las eliminatorias y por eso en el graderío de todos los campos se respira un ambiente del todo festivo.