La jornada del viernes en la Maspalomas Cup 2016 estuvo condicionada por la ola de calor que afectó a San Bartolomé de Tirajana y que obligó a recortar la duración de varios encuentros y a aplazar otros a un horario en el que las altas temperaturas no afectasen a participantes y aficionados.

Jugada del choque que midió a Maspalomas y Adeje B en categoría infantil.

Francisco Monzón del Pino -conocido personalmente y en el ambiente futbolero como Paco Monzón-, delegado de la zona de Telde y Vecindario del Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas, manifestó que “por lo que he podido presenciar en esta IV Maspalomas Cup todo marcha correctamente, aunque siempre se registra algún pequeño incidente con los árbitros”.

Paco Monzón (dcha.) intercambia impresiones con un joven árbitro en Maspalomas.

La IV edición de la Maspalomas Cup 2016 cumplió este jueves su ecuador, en una jornada marcada por un sofocante calor, por lo que los partidos tuvieron interrupciones de un minuto en cada parte, para que los jugadores se refrescasen. Tras esta tercera jornada se van definiendo las posiciones que ocuparán finalmente los 94 equipos inscritos en el evento.

Naim, del Santos Las Palmas A, autor del único gol en el encuentro ante el Cerruda B infantil.

Vicente Alegre, natural de León (España), y su esposa Lillian Sarria, igualmente de León, aunque en este caso de Nicaragua, son unos aficionados de campeonato. Ambos han recorrido poco más de 10.000 kilómetros desde el país nicaragüense, con escalas en Miami y Madrid, para ver jugar al Club Internacional de la Amistad de Palencia alevín, en el que milita su sobrino Samuel, en la Maspalomas Cup 2016.

El joven mago y mentalista conocido artísticamente como Nil fue la gran sensación en la noche inaugural de la IV Maspalomas Cup, gracias a una actuación que impactó a los espectadores que siguieron el espectáculo en el complejo vacacional Vista Flor, y que incluso de madrugada seguían intentando comprender cómo puede realizar trucos prácticamente imposibles y leer con clarividencia la mente del público.

El mago Nil, poco antes de su actuación del pasado lunes en Maspalomas. Foto: Toni González